Segundo encuentro presencial de Sustentta

Los días 7 y 8 de mayo se celebró en Viver el segundo encuentro presencial del proyecto Sustentta: cooperativas agroalimentarias en transición, impulsado por la Fundación Daniel y Nina Carasso, en colaboración con Red2Red y con la participación de Agencia Agroa y Agencia Turba. Un encuentro para seguir conociéndose y compartir los resultados alcanzados hasta la fecha.

Fotografía de las personas participantes en el encuentro, junto a los restos del castillo de Bejis.

Dos días de intensa actividad

Durante el mes de mayo, se ha celebrado el segundo encuentro presencial de Sustentta. Durante dos días, pudimos volver a encontrarnos para seguir compartiendo avances, celebrar la vinculación que se va generando entre cooperativas, y evaluar los resultados obtenidos hasta la fecha.

Tras el primer encuentro de Sustentta celebrado el pasado mes de octubre en Madrid, las cooperativas participantes y los equipos de acompañamiento se volvieron a reunir en la Cooperativa Viver, una de las cooperativas participantes en este programa y ejemplo de cooperativa capaz de adaptarse a las nuevas demandas y realidades de su territorio y su población.

Durante el primer día en Viver, pudimos reflexionar en torno a la dimensión local de los sistemas alimentarios, con Dionisio Ortiz, de la Universitat Politècnica de València, Ana Cano Arribas, de Cooperatives agro-alimentàries Comunitat Valenciana, y con Pedro Lloret y Julio Quilis del proyecto Horta Cuina. Algunas ideas destacadas fueron:

  • La importancia de generar grandes acuerdos entre cooperativas como vía para alcanzar mayores cuotas de impacto.
  • El papel que juegan cooperativas valientes como las participantes en Sustentta, a la hora de abrir caminos que en el futuro serán transitados por muchas otras.
  • La doble dimensión de las cooperativas, que son un modelo empresarial cuyo objetivo es ser rentable económicamente, pero también empresas dedicadas a mantener vivo el objeto social y los beneficios sociales hacia la población del territorio.
  • Si bien incluir la sostenibilidad es un reto complejo, las cooperativas poseen la capacidad y los mecanismos de incluir prácticas sostenibles en sus modelos trabajando con las personas socias.
  • Trabajar la transición hacia los SAT en el seno de las cooperativas puede ser una vía que consiga hacer efectivo el relevo generacional.
  • Las cooperativas son un elemento clave en la apuesta por la sostenibilidad en el territorio por su capacidad para asesorar, formar y realizar inversiones conjuntas entre sus socios y socias para transitar en este camino.
  • Además, pueden ser un factor importante en la transición ecológica y en la consecución de rentabilidad de la agricultura familiar en muchos territorios, ya que se muestran como la única alternativa frente a la gran producción, manteniendo un vínculo fuerte con este tipo de agricultura y una estrecha relación con el medio rural.

Durante el encuentro, las cooperativas participantes han podido también compartir con sus compañeras el trabajo desarrollado en el marco de Sustentta para mejorar su sostenibilidad: planes de comunicación, planes de viabilidad, planes de valorización de subproductos, iniciativas de gestión común, etc.

El equipo de acompañamiento técnico especializado, Agencia Agroa, compartió las herramientas, estrategias, procesos y claves de interés compartido para el conjunto de cooperativas participantes, fruto de la experiencia adquirida a lo largo de este programa.

Fotografía de las tres personas participantes en el espacio inicial de reflexión celebrado durante el encuentro

Viver, un modelo de cooperativa adaptada a los retos contemporáneos

Cooperativa Oleícola Serrana del Palancia es el nombre de la cooperativa de Viver, una cooperativa de primer grado, de tamaño mediano y situada en el pueblo de Viver, en la comarca del Alto Palancia (Castelló), una comarca agraria pero poco profesionalizada.

Fue fundada en 1990 como almazara y en las últimas décadas ha centrado sus esfuerzos en la diversificación económica de la cooperativa y en la apuesta por la distinción de calidad de sus productos. Actualmente pretende consolidar su enfoque de compromiso territorial y poder convertirse en un referente en la Comunidad Valenciana para el desarrollo sostenible del medio agrícola y rural “desde una perspectiva de cooperativa agroalimentaria integral orientada a las personas con valores”.

 

Fotografía de una cata realizada en la bodega de la cooperativa Viver
Fotografía de un paseo dado por las instalaciones de la cooperativa Viver

Bejis, del negro al verde

El segundo día de encuentro tuvo lugar una visita a otra de las cooperativas participantes en Sustentta: cooperativa Bejís, donde fue emocionante conocer, junto a Mª José, gerente, y Juan, presidente, su proyecto de recuperación de olivares a través de la gestión de tierras cedidas por vecinos/as. Todo ello tras los incendios de 2022. 

La Cooperativa de Bejís se estableció en 1947 como una almazara con la participación inicial de 42 socios. Es una cooperativa oleícola centrada en la producción de aceite virgen extra de la variedad autóctona de la zona, la Serrana, cuyo objeto social y actividad principal es procesar el aceite de oliva de sus socios. En agosto de 2022, un devastador incendio afectó severamente varios términos municipales de la zona, incluido Bejís, consumiendo alrededor de 19,000 ha. En Bejís, el 98% del término municipal quedó calcinado, impactando significativamente en las parcelas de olivar de la Cooperativa.

Fotografía de las participantes viendo los terrenos quemados tras los incendios que Bejis sufrió en 2022

Al regreso a Viver, tuvo lugar un encuentro con Enrique de los Ríos, director general de Unica Group, con quien se mantuvo una conversación en torno a los principales retos de las cooperativas a la hora de poner en valor el factor diferencial de ser cooperativa. Entre los mismos, se puso el foco en los siguientes:

  • Mantener la diferenciación entre los espacios de gestión empresarial y los de liderazgo, que idealmente no deben coincidir.
  • Adquirir conciencia de los diferentes roles y responsabilidades que una misma persona puede jugar dentro de una cooperativa en distintos momentos, y saber representar cada uno de ellos en cada situación.
  • Establecer procesos de escucha, prevención y transformación positiva de los conflictos que surgen en el seno de la empresa.
  • Vender bien lo que las cooperativas hacen bien, tanto hacia dentro (a través de planes y estrategias de comunicación interna) como hacia fuera (a través de planes y estrategias de comunicación y marketing).
  • Ser capaces de facilitar procesos de relevo generacional.

Como no podía ser de otra manera, también hubo tiempo para seguir conociéndose, esta vez a través de los productos más característicos de cada cooperativa participante, traído desde sus tierras. Quesos, legumbres, cerezas, aceite, sidra, mermeladas, frutas deshidratadas, tomates, vermú, vino… ¡Productos cooperativos con alma transformadora!

Fotografía de la presentación y cata de productos presentados por cada cooperativa participante

Y por último… Evaluando el transcurso del programa

Por último, el cierre del encuentro ha consistido en un espacio de evaluación colectiva de Sustentta, así como de identificación de propuestas que permitan mejorar el trabajo en común de este grupo de cooperativas valientes. ¡Sustentta, cooperativas en transición, prosigue su camino!

En definitiva, el trabajo realizado en estos dos días de jornada ha permitido compartir el trabajo que cada cooperativa está realizando de cara a mejorar su sostenibilidad, compartiendo ideas y propuestas, identificando elementos en común y problemáticas compartidas, y pensando posibilidades de colaboración entre ellas.

Durante las próximas semanas se culminará el proceso de acompañamiento a las 12 cooperativas participantes en Sustentta. De esta forma, cada cooperativa finalizará esta fase del programa Sustentta con sus planes de trabajo para mejorar la sostenibilidad ecológica, social y económica de sus empresas y territorios.  

Los comentarios están cerrados.